Tag Archives: aniversario

Feliz día… Radio

Feliz Día, querida Radio. Por estar sumergido entre separadores, tandas y temas musicales durante 33 años… entre locuras al aire pude conocer a mi rayo gemelo (que en realidad quería demostrar que yo era un bocón -para evitar otras expresiones- por bardear a la audiencia con las consignas) y tuvo que venir a la emisora a buscar el premio. Gracias, Radio, por quitarme timidez, tartamudez, silencios… por empujarme al espacio, así, de una… “ahora salís vos, dale”. Luz roja, dame aire, dedos arqueados para que me prepares el tema…Mi seña de cortina que hacía que los más jóvenes, que ya no la usaban, se mataran de risa. Me llevaste a un camino imposible de descubrimiento. Ni yo me imaginaba quién era… o a qué extremos podía llegar. Ahora era imposible que me hicieran callar. Eso sí, la fuerza se convertía en palabra. Cualquier llamado a censura o silencio era provocación. Sueños haciendo pilotos de adolescente. Sueños pidiendo a Castelo que escuchara los demos. Sueños, con Antonito Tarragó Ros, Marian Farías Gómez y Horacio Fontova entre los primeros entrevistados. Casettes que se apilaban… el asombro de ver el primer CD. Y de pronto, ni las hojas de ruta, ni los guiones, ni las señas… ruptura, los 90, lo alternativo y… permiso para divertirse en el trabajo. Pasión pura. Caballos desbocados. Embriaguez de ruido. Los Redondos, Los caballeros, Los Piojos…caras y voces alrededor que después se volverían célebres (muy célebres) mientras los veía crecer y trascender. Entre el desquicio de FM y el sosegarme que me “sugirió” la AM… Radio con los pibes, ser docente, guiar a que otros se desboquen, a que ortos no quioeran parar… sólo eso, convertirme mágicamente en un “abrepuertas” para que otros no callen. Radio online, radio universitaria, radio nerd…. o geek… (que no es lo mismo, intuyo). Soy hipoacúsico desde la adolescencia. ¿Cómo puede ser que el sonido me haya capturado tan salvajemente? Radio, me hiciste bígamo porque el Cine sigue estando ahí. Una es mi elemento. El otro la montaña a escalar. Años, cansancio, ideología, pensamientos, broncas, rirmos… todo me atraviesa. Y ese primer momento en vivo, esa laguna de menos de un segundo que me pareció una eternidad está ahí. Aún ahí… cuando mi voz de corneta intentaba a los manotazos mantenerme a flote. Cuándo para aprender. En ese entonces. Cuánto para aprender…ahora.

Sergio Armand